Subir tarifas contraviene exhorto del Senado de la República: Víctor Fuentes


  • Presidente del Senado, Martí Batres Guadarrama, envió un oficio al gobernador Jaime Rodríguez Calderón.
  • Exhorto al Consejo Estatal de Transporte y Vialidad en el estado de Nuevo León para no subir tarifas.
  • Propone sean suspendidos los permisos y sea convocada una licitación nacional.

Ciudad de México.- El Senador Víctor Fuentes Solís señaló que si el Gobierno del estado de Nuevo León cede a las presiones de los permisionarios de transporte público y define nuevas tarifas a la alza como se anunció para el 7 de mayo, estaría desoyendo el exhorto del Senado de la República.

El legislador federal informó que el Presidente del Senado, Martí Batres Guadarrama, envió un oficio al gobernador Jaime Rodríguez Calderón donde se le exhorta a que suspenda el aumento a las tarifas del transporte público. Además se le pide al Consejo Estatal de Transporte y Vialidad en el estado de Nuevo León, para que no apruebe el aumento de tarifas al transporte público.

Ante el paro de labores que realizaron hoy empresarios del transporte público local, el Senador por Nuevo León recapituló su propuesta de que sean suspendidos los permisos y sea convocada una licitación nacional para concesionar el servicio a quienes sí puedan darlo en precio y calidad.

Sobre el anuncio del gobierno del estado de que se definirán nuevas tarifas el 7 de mayo, Fuentes Solís lo calificó de inadmisible ya que Nuevo León tiene un transporte público de pésima calidad con un servicio inapropiado e indigno. “No hay argumentos sólidos ni suficientes para aumentar las tarifas”.

También recordó que el gobernador se comprometió en campaña a desintegrar la mafia del transporte público, de unas cuantas familias y sin embargo, dijo, está cediendo a las presiones, dejando en indefensión a la gente. “Anunció que iba mejorar el servicio y las condiciones del transporte público en el estado sin subir las tarifas y no está pasando ni lo uno ni lo otro”.

Insistió en que el transporte público Nuevo León es uno de los más caros y más deficientes del país. Un trabajador llega a gastar hasta el 25% de sus ingresos en el pago por este servicio; los usuarios señalan que con frecuencia deben esperar hasta una hora para abordar una unidad y, además, deben tomar más de un autobús para llegar al trabajo o a la escuela de sus hijos.

Comunicado 33/2019