¡Sin impunidad presidencial!


Hoy, en el Senado de la República, con 111 votos a favor y 1 en contra aprobamos el dictamen con reforma constitucional para ampliar los supuestos por los que se puede imputar y juzgar al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y a los legisladores federales.

Con esta reforma a los artículos 108 y 111 de la Constitución, hemos retomado el espíritu de diversas iniciativas que fueron presentadas en pasadas legislaturas para estar a la vanguardia en el combate a la corrupción y para que la figura presidencial pueda ser sujeta a sanciones durante el tiempo de su encargo.

Con lo anterior damos un paso importante para abatir la impunidad e inmunidad con la que normalmente se diluye cada administración presidencial. En Acción Nacional le tomamos la palabra al presidente Andrés Manuel López Obrador para poder juzgar al titular del Ejecutivo en funciones por hechos de corrupción y por cualquier delito grave contemplado en el artículo 19 constitucional.

La ciudadanía no quiere más casos como los de Casa blanca, Odebrecht, OHL, el Socavón, la licitación del tren México Querétaro, el tren maya, la adquisición de pipas, contratos de compra de carbón, la estafa maestra, entre muchos otros más.

Aún quedan precisiones pendientes: seguiré impulsando se dictaminen de manera positiva las propuestas de reforma constitucional que presenté el pasado 20 de diciembre para reformar los artículos 108, 110 y 111 de la Constitución, particularmente para que se incluya que el primer mandatario, durante el tiempo de su encargo y hasta un año después de concluido su mandato, pueda ser juzgado. Con esto, podremos acabar verdaderamente con las simulaciones de justicia al término de cada administración.