Reprueba Víctor Fuentes ecocidio contra perritos de la pradera


El Senador Víctor Fuentes condenó que personas no identificados ordenaron el uso de maquinaria pesada en el hábitat del perrito de la pradera en tierras del ejido La Hediondilla, en Galeana, Nuevo León.

“Es reprobable por donde se le vea que, pese a estar protegida la zona, presuntos productores atenten contra esta especie que es endémica de México, por eso haremos una denuncia penal directamente ante la Fiscalía General de la República contra quien resulte responsable, además de hacer notar la omisión de las autoridades locales y federales”, expresó.

La organización Pronatura Noreste ya había alertado a autoridades locales y federales desde noviembre pasado sobre la intención de algunos productores de iniciar nuevos proyectos para el cultivo de papa pese a que la zona es un Área Natural Protegida, por lo que la denuncia del Senador Fuentes se sumará a los recursos jurídicos y administrativos que ya se han iniciado sobre este mismo asunto.

El ejido la Hediondilla forma parte del Llano de la Soledad, que es un área de pastizal en el que habita el perrito llanero, el coyote y el águila real. El daño medioambiental fue documentado desde el pasado 24 de noviembre, cuando se llevó a cabo una perforación ilegal de un pozo en el Llano de la Soledad.

El legislador federal dijo estar enterado de que personas no identificadas ofrecieron al Ejido La Hediondilla y al Ejido La Carbonera, del mismo Llano, un contrato de renta para cambiar el uso de suelo de sus tierras, además de que han sido presionados debido a las carencias de servicios que sufren desde hace tiempo.

“Todos estos son indicios de la intención voraz de expandir la frontera agrícola hacia la área natural protegida; además, el cambio de uso de suelo, la activación de maquinaria pesada y la sobre explotación de los mantos acuíferos constituyen violaciones a Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, y a los artículos del Código Penal Federal 418 y 420 por desmontar vegetación natural y dañar especies”, explicó.

Informó que ya fue presentado un recurso ante la Comisión Nacional del Agua, la cual suspendió inmediatamente las actividades de perforación del pozo. Pero está pendiente el daño ambiental provocado con la maquinaria pesada.

“Contrario a sus obligaciones, las autoridades municipales, estatales y federales no han llevado a cabo ninguna acción para evitar este daño. Se desconoce si alguna de estas autoridades, incluso, otorgó algún permiso o concedió el cambio de uso de suelo”, lamentó.

El Senador Víctor Fuentes acudirá mañana a la Fiscalía General de la República a presentar la denuncia penal por la comisión de delitos contra el medio ambiente y la gestión ambiental, con una pena de seis meses a nueve años de prisión a quien destruya o desmonte la vegetación natural, y una pena de uno a nueve años de prisión a quien dañe algún ejemplar de las especies de flora o fauna, en este caso terrestre, en peligro de extinción.