Pide Víctor Fuentes la renuncia de Jaime Rodríguez desde la tribuna del Senado


  • El Bronco debe asumir, con entera dignidad, que ha fracasado; debe detonar su inexorable salida del cargo.
  • No sería la primera vez: Elizondo, Rizzo, Canales Clariond también renunciaron en medio de serias dificultades para el Estado.
  • Víctor Fuentes suscribe punto de acuerdo para exhortar al Congreso de Nuevo León acate sentencia del Tribunal Electoral.

El Senador de la República Víctor Fuentes Solís emplazó al gobernador Jaime Rodríguez Calderón a renunciar antes del 30 de septiembre. Lo exhortó a tener la altura y el honor para aceptar que fracasó. “Ojalá tenga los suficientes y la honorabilidad para que salga por la puerta de enfrente”, expresó.

Añadió que si el gobernador es un “auténtico caballero neoleonés”, deberá renunciar a su cargo y “nos deje a los neoleoneses en paz, para iniciar un espacio de transición en un proceso adecuado de solo dos años que podría ser encabezado por Ildefonso Guajardo o Salvador Alva”.

Fuentes Solís suscribió el punto de acuerdo por el que se le pide al Congreso de Nuevo León acate la sentencia de la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para sancionar al gobernador Jaime Rodríguez por irregularidades en el proceso electoral de 2018.

“Este es un tema muy importante para el estado de Nuevo León pero también para el Senado, que tiene entre sus obligaciones velar por la vigencia del pacto federal, el cual funciona en la medida en la que los gobiernos estatales funcionan. Y el gobierno de Nuevo León desde hace tiempo no funciona para nada”, lamentó.

El legislador llamó al gobernador a que “medite con serenidad sobre el futuro de Nuevo León, que sopese el impacto del incumplimiento de sus promesas y que asuma, con entera dignidad, que ha fracasado”. Hizo votos para que “desde una profunda reflexión, bajo la luz natural de la razón, Rodríguez Calderón entienda que es momento de tomar decisiones, momento de retirarse”.

El Senador por el PAN dijo que no sería la primera vez, ya que hace 23 años Sócrates Rizzo tomó la decisión más importante de su vida y enfrentó, con su renuncia, las serias dificultades que vení­a enfrentando el estado. “Incluso tuvo el reconocimiento de sus compañeros de partido. Representó una posibilidad de readecuación y de reacomodo de las fuerzas políticas, preparándose de mejor forma  para la elección del 97”, recordó.

También mencionó el caso de  Fernando Canales Clariond, quien en 2003 presentó ante el Congreso del Estado su renuncia como gobernador, para ser nombrado como secretario de Economía del gobierno federal. “Cuando se fue, admitió que el clamor ciudadano era por seguridad y justicia, las principales tareas pendientes para quien lo sustituyó en el cargo”.

Asimismo, Víctor Fuentes invitó a Rodríguez Calderón a seguir el ejemplo de dignidad del primer gobernador que renunció en 1971. “Antes que ceder a los designios del poder presidencial, prefirió renunciar al cargo. Aunque se opuso a la Ley Orgánica de la UANL que impulsó Echeverría, se despidió deseando el progreso de la Universidad en beneficio de la comunidad en que vivimos”, rememoró.