Los niños no son el peligro, más bien están en peligro: Víctor Fuentes


El Senador Víctor Fuentes se refirió al lamentable caso del niño que disparó dos armas de fuego en una escuela Torreón, Coahuila, y por el que se están retomando en diferentes lugares los operativos “mochila segura”.

Señaló que conforme a la perspectiva de derechos humanos de la niñez, las y los menores no puede ser considerados agentes de peligros. “En los últimos 3 años, en México han habido más de 7 mil 800 homicidios de niños, niñas y adolescentes, y solo dos personas han muerto por tiroteos en escuelas”, expresó.

Señaló que los menores no tienen la posibilidad de ejercer la violencia criminal y que la violencia no está en las mochilas, sino que lo que procede es hacer operativos sin violentar los derechos humanos. “Toca hacer operativos no en las mochilas sino en todo el entorno del menor, porque tenemos un país que vive una gran violencia”.

Otra cifra alarmante, dijo, es que la cantidad de niños y niñas de entre 0 y 5 años que han sufrido abuso sexual creció en los últimos años 305% y que 3 de cada 4 casos se dieron en la casa. “Nuestros niños y niñas no son el peligro, más bien están en peligro”.

Apuntó que la solución es, más bien, que los niños no lleven mochila. “Con un cuaderno de seguimiento de tareas, en las aulas se podrían dejar demás útiles, lo que además beneficiaría la salud de los menores que en ocasiones cargan demasiado peso en la espalda”, insistió.

Dijo también que está documentado que el 63% de los niños y niñas dicen sufrir un castigo psicológico corporal dentro de sus hogares o en la escuela.

“Nos toca buscar una intervención integral en las escuelas, aplicar planes de crianza positiva, implementar protocolos de las fiscalías y los cuerpos de seguridad; en fin, políticas públicas para proteger a la infancia, no para perseguirla”.

Fuentes Solís subrayó que para todo lo anterior lo que se requiere es un compromiso publico para una inversión importante, ya que “un país que cuida su niñez, cuida su futuro”, concluyó.